martes, 9 de septiembre de 2008

Santa de mi devoción...

Aunque muchos sabéis que Rosario Fuentenebro (los que lo sabéis la llamais Charo) no es santa de mi devoción y que hemos tenidos más momentos malos o indiferentes que buenos, siempre le enorgullece a uno ver que aquellas personas que han caminado junto a él un largo camino, han sido capaces de salir adelante y mostrarnos un trabajo bien hecho.

Si algunos habéis estado conmigo durante los años de instituto o los de facultad, Charo es de las pocas que ha estado ahí (conmigo a veces, otras contra mí) durante esos dos periodos tan importantes de mi vida. Para ella, está visto, que el más importante fue este en el que por fin nuestros destinos se distanciaron y la ECAM no solo la admitió entre los suyos como estudiante de dirección (cosa bastante dificil de conseguir) sino que además la mantuvo en primera fila -ella siempre se sienta en las primeras filas- durante tres años y le dio ese diploma que habla por si mismo y en el que se puede apreciar sin lugar a dudas el talento que tiene uno y lo duro que es capaz de trabajar. Quizá es esa tozudez suya la que le hace conseguir aquello que se propone, quizá es su forma de enrevesar los acontecimientos lo que hace que sea capaz de contarnos una historia tan bien desarrollada en tan poco tiempo, quizá su capacidad de hacer una montaña de un grano de arena lo que hace que nos muestre el dramatismo de una situación a la que no le hubiéramos dado importancia...

Cuando vi el corto de graduación de Charo no me quedé ahí. Accedí al resto de cortometrajes de la ECAM (la mayor parte de su misma promoción) y los vi casi en su totalidad. Personalmente, me veo obligada a decir, que es el de mi vieja amiga (no porque los años la hayan tratado mal sino por lo mucho que hace que lo fue) el mejor con diferencia. Una idea simple pero emotiva, un guión que no cae en el sentimentalismo, una producción realmente currada... Para los que sepáis aún menos que yo de lo que un rodaje supone, tened en cuenta que rodar en Madrid es más sencillo y más barato: tienes a todo el equipo cerca, todo tipo de establecimientos por si algo falta o se tiene que sustituir, no necesitas alojamiento, etc, etc... así como rodar una historia actual. Ella, como lo hizo siempre, le da unas cuantas vueltas de tuerca a las cosas y se atreve a ponernos ante los ojos lo más dificil, una historia de época en un ambiente rural, en pleno invierno y rodada en decorados naturales.

Me diréis que en un equipo hay mucha gente y que nunca se sabe quién está detrás del empeño de que salga adelante lo más dificil, lo más complejo... pero el corto, creo que no soy la única persona que la conoce que opina así, es "muy de Charo": la historia, la forma de ser de la protagonista, ese regustillo amargo que te deja al final pensando que lo que ella ha sacado de todo el embrollo es algo más de lo que se ve en la superficie... No sé si soy objetiva en este caso, porque Charo siempre supo como hacerme llorar, y de nuevo lo ha conseguido.

En cierta ocasión ella misma me dijo que lo que realmente le había entusiasmado de un camino tan pedregoso como es el cine era la dirección de actores. Espero que algún día los tenga lo suficientemente como buenos para poder modelarlos a todos, a su imagen y semejanza, como siempre intentó, aunque sea solo durante la duración del metraje. Y que los demás podamos verlo, siempre, desde el otro lado de la gran pantalla.

Podéis ver el corto de Charo en este link.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Teresa y no te conozco de nada pero por cómo hablas de Charo y por el título del cortometraje seguro que hablas de la Charo que yo conocí haciendo un corto (antes de que empezaste en la ECAM). El tema es que hace un par de años la he perdido la pista y me gustaría saber cómo le va, así como ver ese corto del que en alguna ocasión me habló y que citas (tu link no me funciona, no sé si será cosa mía). Si tanto tú como ella queréis contactarme podéis hacerlo en zenittes@hotmail.com :)

Gracias!

Alejandra López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandra López dijo...

Perdona, Teresa, que no te sirva de mucha ayuda, pero yo también le perdí la pista a Charo hace tiempo y la información que me llega sobre ella es a través de un amigo común. Le comentaré a él sobre esta conversación virtual por si la ve.
Yo no empezé la ECAM, ni ganas, con esos pedazo de exámenes de acceso hay que tener mucha vocación por el cine para ponerse a estudiar y, como creo que se nota en el blog, prefiero la tele.
Con respecto a los links, los he probado y a mí me siguen yendo bien. No obstante te dejo los links directos aquí para que los copies. El primero es de la ECAM y tiene una foto de Charo en la ficha técnica por la que puedes averiguar facilmente si es o no la Charo que tú conoces.
http://promocionecam.wiki.zoho.com/LA-M-CON-LA-A.html
http://www.rtve.es/rtve/20080806/con/129110.shtml

Y como dijo Flanders mientras se cerraba la compuerta del psiquiátrico: "Gracias por venir a verme".

Charo dijo...

No sé que decir, es una de esas situaciones en las que una se queda sin palabras...
LLevo pensando qué poder escribir para agradecerte esto un buen rato. Un gracias se me hace poco y un muchas gracias insuficiente.
Si es verdad que te he hecho llorar en alguna ocasión, en este caso tú ganas: ahora , después de leer lo que has escrito, la que tiene ganas de llorar soy yo.
Solo decirte, Sandra, que espero que la casualidad o ese amigo en común hagan que pueda agradecerte esto en persona.

Alejandra López dijo...

Cierto profesor me enseñó una vez que una crítica de cine no tiene que ir encaminada a resaltar los defectos o virtudes obvios de una película sino a intentar sacarle una interpretación personal que pueda ayudar al resto de los espectadores o incluso, al propio director, a comprenderla mejor. Y que si lo que tienes que decir no desvela nada nuevo es mejor callarse. Eso es algo difícil de hacer. No siempre se tiene la sensación de saber qué o quién hay detrás del material rodado. Quizá por eso que este profesor se dedicaba a la producción y no a la crítica. Solo he aprovechado que en este caso sí podía decir algo más. Eso no tiene demasiado mérito.
Y sabes, mejor que nadie, que tengo la mala costumbre de decir las cosas como las pienso.
Pero si quieres hacer una difusión masiva del blog en círculos de cinéfilos intelectuales no te voy a negar es placer.

Alejandra López dijo...

Veo que falta una "e", por ahí. Espero que vuestros ojos mentirosos la hayan puesto por mí. Por si no es el caso, la dejo aquí:

e

David Avila dijo...

Podéis ver el último trabajo de Charo en su página de vimeo por si tenéis interés, un saludo.

http://www.vimeo.com/3848869