lunes, 1 de septiembre de 2008

Tve se cambia de camisa... y se pone una hawaiana

Amenazaron con hacerlo y anoche, en Prime Time, cumplieron su amenaza. Desde entonces la emisión pública nacional de nuestros televisores tiene un pegote en la esquina inferior derecha. Una mancha azulada que no se sabe muy bien de dónde ha venido ni por qué.

Probablemente de una subvención que había que gastar y de unos amigos que tenían una empresa de diseño. Como suele pasar en la administración pública (perdón por la equivocación, ahora tve es corporación). De hecho la imagen anterior de tve no era mala: cumplía su función, tenía una estética global y (por muy antigua que fuera) no resultaba demasiado pasada de moda. Era singular, propia y con un estilo definido.

La nueva imagen de tve es… vamos, que a mí no me gusta. Y, como de costumbre, tengo razones personales y públicas, para ello. Si la mayor parte de las cadenas se estaban tirando hacia la mosca transparente para evitar molestar a la programación; autopromos y moscas publicitarias que se posan y se largan aparte; tve lanza un órdago y nos mete un círculo de color indefinible, chillón y con un precioso difuminado alrededor. Aunque, cualquiera que haya diseñado para un ente público sabrá que, aunque difuminar el contorno de una imagen es la forma más fácil y hortera de quitarte de encima el esfuerzo de crear un límite elegante, ellos lo piden así simple y llanamente porque les gusta, así como los ingletes, los relieves y las sombras paralelas -estas últimas usadas también, aunque de forma tenue, en la nueva imagen de tve- y que parece que están gritando: “¡¡Amigos!! ¡Hay un nuevo software llamado Photoshop que hace unas cosas muy bonitas con un solo clic! ¡Dicen que en la nueva versión trabajará con unas cosas llamadas capas!”.

Pero hay más cosas que hacen que el trabajo para la nueva imagen de tve parezca poco y rápido: cuando uno tiene un montón de canales a cada cual con una nomenclatura es difícil encontrar una mancha que les sirva de fondo y que valga para todos. Es decir, si pones un cuadrado de x por y detrás de las letras “clan tve” y queda bien sin duda resultará grande detrás del número "2" de la 2. Este escollo sería un reto y un quebradero de cabeza que hubiera hecho quedar como un profesional a cualquier diseñador que lo hubiera solucionado. Pero en la nueva imagen de tve se han limitado a cambiar la mancha de tamaño: la de clan y la de teledeporte (tdp) son alargadas y más grandes, las de la 1 y la 2 son circulares.Si no teníamos suficiente con que cambie el nombre del canal y el color, también cambia por completo el logo.

Porque… ¿cambia el color? Hasta ahora el primer y el segundo canal de tve se diferenciaban con facilidad por un código de color. La 1: azul. La 2: verde. Era a así de sencillo y práctico. Ahora la 1 sigue siendo azul (aunque más chillón) y la 2… la 2 empieza en azul por la izquierda y va degradando a un verde turquesa por la derecha. La distinción se pierde casi por completo en cuanto a color. Eso sí, hay algo que diferencia a la 1 de todas las demás cadenas de tve: el degradado de color que se repite en todas es muchísimo menos apreciable en la mosca de la 1 ¿acaso tve desprestigia al resto de sus canales y premia a su canal estrella no haciéndole pasar por el ridículo de algo tan pasado de moda como es un degradado?

Acepto que la tipografía no es mi fuerte pero no se si a ustedes desde el punto de vista del mero espectador les ocurrirá lo mismo que a mí. ¿no les recuerdan las nuevas y redondas letras de tve a ciertos logotipos muy laureados allá por los noventa? ¿especialmente aquellos de empresas de comunicación que pensaron que era divertido darle la vuelta a las letras?¿no es eso moda de hace ya casi 20 años? Vuelve lo antiguo, cierto, ¿pero por cuanto tiempo?, ¿lo suficiente para no tener que volver a invertir en imagen corporativa el año que viene? Pero lo más extraño es que hayan introducido una tipografía tan peculiar en el logo y se hayan dejado la cuadrada habitual en todos los rótulos de todos los programas de todas las cadenas. ¿No había dinero para más?¿los diseñadores no les quisieron hacer una guía de estilo?

Por si la afirmación de Lorenzo Milá en cada autopromo dándonos un argumento tan sólido para el cambio de imagen cómo: que es bonita porque es redonda y a él le gustan las cosas redondas, no fuera suficiente, mantienen el precioso vídeo de las vacaciones… digo de presentación en su web para que todos seamos partícipes del cambio para mejor. Ante esta demostración de capacidad publicitaria solo puedo decir una cosa: ¿Cuánto cuesta el coche que anuncian? Porque yo lo compro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola muy buenas, yo no se hacer un analisis tan amplio como el tuyo, pero tb pienso que eran mejores las que tenian antes, por lo menos las de la 1 y la 2.

Ahora con todo lo modernos que quieren parecer, parecen ochenteros, o de una television sudamericana.

El coche parece un Toyota Land Cruiser, pero no es.

payonauta dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Sandrich. Ya veo a Charlton Heston retorciéndose del dolor en su Solás-cueva al ver estos logotipos que parecen dignos de un alumno de 1º de Diseño Gráfico que acaba de descubrir para qué sirve el calado.

En cuanto a la tipografía creo que lo peor es el afán por resaltar esa mega "e" de España, o más bien de "¿eh? ¿Qué me estáis contando?".Con lo fácil que habría sido usar una mayúscula u otro color para resaltarla...

Con lo que cuesta currarse una identidad corporativa a ésta no parece que le hayan dedicado más de 1 hora.En fín, nunca mejor dicho...borrón y cuenta nueva (para los que hicieron los logos).