domingo, 2 de marzo de 2008

Igual que el periódico acaba en la papelera...

Voy a dar la primicia de un “notición” internacional impactante y morbosamente atractivo. Ha muerto Heath Ledger. Le encontraron sin vida en su casa neoyorkina el 22 de enero a causa de una ingestión masiva, según unas fuentes, de drogas, según otras, de medicamentos recetados. Mientras os preguntáis en qué día vivo y os sorprendéis de que me haga eco de esta noticia un mes después de que viéramos la emisión en todas las cadenas de España (incluido el Canal Metro Madrid) de las imágenes del cadáver en camilla de un actor cuyo nombre la mayor parte de nosotros no sabíamos pronunciar y otra parte seguimos sin estar seguros de que se pronuncie así; os voy a contar algo que a lo mejor os llama más la atención: ha muerto Roy Scheider. No. No ha salido en la tele, pero murió el 10 de febrero, con 75 años, de cáncer, en el hospital de Arkansas en el que llevaba bastante tiempo en tratamiento. ¿Que quién era? Estoy segura de que también os preguntasteis eso el día que Heath Ledger pasó a la historia, (pero de este en seguida nos recordaron su filmografía) ¿Os acordáis de una película de poca taquilla que pasó sin pena ni gloria por nuestras vidas y que se llamaba Jaws?¿Y si os digo que fue uno de los primeros éxitos de Steven Spielberg y que en España, como es habitual, se maltradujo con el título de Tiburón? Ahora sí que muchos os estaréis tirando de los pelos (cómo dice un anuncio de champú para pavas-en el amplio sentido de la palabra- la cabeza sirve para algo más que para pensar). Y es que, sin duda, para los críos de los 70 y 80 Tiburón fue una de las más míticas películas de nuestra infancia; pero teniendo en cuenta que todavía no he visto nombrar un solo recuerdo en memoria de Roy en ninguna cadena, cualquiera diría que todos los que trabajan en la tele tienen menos de 15 años.

Roy Scheider en Tiburón (arriba) y en Seaquest (abajo).
No es que siempre interpretara igual, es que los personajes eran clavados.

La primera respuesta al enigma de por qué tanta diferenciación en la reacción mediática entre ambos actores sería que la muerte de Ledger era morbosa, y que el chaval tenía un par de películas por estrenar que se lucrarán debidamente de su desgracia. Eso o que algún tipo de complot contra los actores que navegaron en el Seaquest, submarino televisivo también producido por Spielberg del que Scheider era capitán y que llevaba también a bordo a Jonathan Brandis (interpretando a Lucas Wolenzack). Este último, actor adolescente de medio pelo, que no llegó a hacer gran cosa en la gran pantalla y por el que yo me aficioné a la sci fi, murió ahorcado en noviembre de 2003; sin que ningún medio de comunicación español se percatara de ello. Sin duda su muerte fue mucho más del tipo de la de Ledger, bajo extrañas circunstancias y con un presente aún en activo en series y películas de bajo coste. Protagonizó La historia interminable 2 y estuvo liado con la prima de Will Smith en El príncipe de Bel Air, ¿os parece poco? Bueno, también hizo un secundario en La guerra de Hart (el masoca que quiera más que se pase por la imdb). Pero desconozco si en USA se citó su fallecimiento o se le hizo algún tipo de homenaje.

Jonathan Brandis en Seaquest

Aunque no hay que irnos tan lejos en el tiempo para comprobar que no todas los muertos jóvenes y por sobredosis pasan a la categoría de mito. Poco antes que Heath Ledger, el 15 de enero de este mismo año, encontraban también muerto después de una “noche tonta” a Brad Renfro, el conocido como “niño malo de Hollywood”. Brad había irrumpido en la vida guay de Los Ángeles con tan solo 12 años y sin haber hecho nada antes en el cine, por plantarse con descaro delante de una importante abogada interpretada Susan Sarandon para contratar sus servicios y ayudar a su madre que estaba metida en un buen lío. Exacto, fue en El cliente, en 1994, una de las primeras películas que recuerdo haber ido a ver sola al cine. En esa escena nos preguntábamos si pensaba pagar los costes del juicio con piruletas, pero parece ser que por aquella época Renfro ya empezó a tener efectivo y stock para pagar en drogas. Aunque su carrera siguió hacia delante de forma prometedora (hizo de miniyo de Brad Pitt en Sleepers película en la que ambos interpretaban a Michael Sullivan, y ganó un par de premios a actor juvenil y estrella juvenil, de esos que desconocemos por estos lares) pero empezó a hacer cosas de mayores como liarse con Daryl Hannah y ventilar su afición a las drogas, y probablemente el problema en Hollywood no lo tienen con que las consumas, a ambas, sino con que lo digas. “Si no has probado las drogas no lo hagas. Pero si las has probado reza” decía Renfro no se muy bien si para quedar bien como abogado de la prevención o para justificar que no le quedaba más que rezar. El caso es que tampoco nos enteramos muy claramente de su muerte, no vimos la camilla saliendo de su casa por la puerta de atrás ni escenas de sus películas póstumas (que las hay).

Brad Renfro en su desgraciado salto al estrellato

A lo mejor las familias de Brad Renfro y Jonathan Brandis pidieron a la prensa más intimidad, a lo mejor sus productoras no eran tan buitres. A lo mejor Roy Scheider se había enfadado con Spielberg, no era el viejecito simpático que nos podía parecer o no todo el mundo utilizaría un primer plano suyo en Tiburón para ilustrar lo que es un transfoque en narrativa cinematográfica (cierto, eso solo lo haríamos unos cuanto freaks).

Jamás hubiera soltado esta parrafada sobre homenajes desde el más acá si no fuera porque en el In Memoriam (dícese de sección que se incluye en las ceremonias de algunos premios cinematográficos en la que se rinde homenaje a todos los profesionales del cine que han muerto desde la celebración de la ceremonia anterior) de los Oscars 2008, celebrada hoy hace casi una semana, no aparecen siquiera mencionados ni Brad Renfro ni Roy Scheider. Y sin embargo el montaje terminaba con un plano mítico de Heath Ledger, crescendo de orquesta y aplauso en la sala. ¿Poco tiempo para montarlo? Roy Scheider había muerto una semana antes pero montar un planito del agente Martin Brodi no creo que les costara mucho. Claro que… cronológicamente habrían tenido que ponerlo al final, y no se habría acabado la secuencia con planazo de Ledger (¿filia hacia la juventud o recurso económico?) además últimamente había alzado la voz contra la guerra de Irak; dos nominaciones a los Oscars de la Academia no eran suficientes para que la Academia se acordara. Por otro lado Brad Renfro murió días antes que Ledger, por lo que no le habría quitado el puesto, y también era joven y en activo. ¿Tan mal les caía o es que son también los guionistas los que deciden quién entra en el montaje y se incorporaran al trabajo con pocas ganas? Supongo que igual que los exalumnos de Ramón Roselló nos emocionó ver su rostro en el In Memoriam de los últimos premios Goya, a los que les conocieron les hubiera gustado que se les hubiera tenido en cuenta, como a muchos otros de los que posiblemente también se hayan olvidado.

Solo quiero, en cierta manera, y aún sabiendo que no tendrá alcance, darles el homenaje que no les ha dado “el mundo”. Es cierto que ambos tuvieron pocas películas que sean recordadas. Y que muchos recordamos Tiburón como aquello que ponían en la tele las sobremesas de los domingos en los años noventa. Pero el mismo camino acabarán siguiendo I´m not there y Brokeback Mountain. Y, como decía Roselló: “igual que el periódico acaba en la papelera, la película acaba en la televisión”.

Fuentes: El País, Youtube, Internet Movie Data Base, Who´s dated who?, http://www.jazztelia.com/actualidad-tv/post/2006/10/04/un-maestro-

2 comentarios:

El alumno del fondo dijo...

Se fue Roy, ese tipo capaz de interpretar al padre de Frank Castle en la segunda peor película de "El Castigador". Por todo ello, descanse en paz.

fatima dijo...

muy de acuerdo¡¡ heath ledger es un actor que siempre me gusto y me senti muy triste cuando me entere de que habia muerto, por otra parte segui la "discreta" trayectoria de brad renfro desde sleepers, una de mis peliculas favoritas..,y me entere de su muerte por que lo dijeron en la tv de pasada cuando anunciaron la muerte de ledger..me parece bien que le rindan homenaje porque fue un gran actor pero del mismo modo deberian rendirselo al resto de actores muertos ese años, mas o menos importantes..mas o menos jovenes todos aportaron algo en este mundo y merecen algun tipo de reconocimiento.Un saludo y un agradecimiento por apoyar esta causa¡¡